En Krimelte creemos importante que nuestros clientes estén correctamente informados sobre las soluciones y productos que utilizan así como sus cualidades. Para obtener mejores resultados de forma rápida, es necesario prestar atención a los siguientes puntos:

  • Comprender correctamente las propiedades de los componentes químicos y la forma en la que reaccionan con las distintas superficies.

  • Emplear las técnicas de aplicación adecuadas.

  • Tener en cuenta el impacto ambiental de los productos.

Para conocer mejor los productos que utilizas y poder adoptar una conducta responsable y segura tanto con uno mismo como con el medioambiente, lee más abajo la información detallada que facilitamos sobre las etiquetas y los certificados que se pueden encontrar en los productos Olivé.

¿Qué es el marcado CE?

La Unión Europea establece una serie de requisitos para todos los fabricantes que desean vender sus productos en el área de libre comercio. Una muestra de ello es el Reglamento de Productos para la Construcción (CPR) n.º 305/2011, que entró en vigor el 1 de julio de 2013. Uno de los puntos clave de este reglamento es el concepto de Declaración de Prestaciones, o DoP en sus siglas en inglés. La publicación de esta DoP es obligatoria para todos los fabricantes cuyo catálogo incluya productos cubiertos por alguna Norma Armonizada Europea (hEN). Este documento DoP permite a los fabricantes ofrecer la información acerca de las características esenciales de sus productos al mismo tiempo que, el propio documento significa un aseguramiento de la conformidad del producto de construcción con las prestaciones declaradas.

Marcado CE

Una vez redactada la Declaración de Prestaciones, se tiene que fijar el marcado CE, que podríamos decir que sería como un resumen de la propia DoP. Se trata de logotipo de calidad que certificaría que el producto comercializado en el ámbito del Espacio Económico Europeo (EEE) cumple con los exigentes requisitos de seguridad, calidad, salud y medioambiente que marcan las correspondientes Normas Armonizadas Europeas (hEN).

Todas las soluciones de Krimelte | Wolf Group que entran dentro del ámbito de aplicación de cualquier norma armonizada europea cuentan con la DoP y el marcado CE correspondientes.

¿Qué son los COV y cómo podemos contribuir a cuidar el medioambiente?

Los compuestos orgánicos volátiles (COV) son distintos tipos de sustancias químicas que se evaporan fácilmente a temperatura ambiente y que, al desprenderse de los materiales y productos que los contienen, se liberan a la atmósfera. La calidad del aire se ve especialmente afectada por los COV en espacios interiores. Hasta la fecha se han identificado más de 450 compuestos orgánicos volátiles diferentes que se desprenden en forma de gas de los materiales de construcción, el mobiliario, etc. La mayoría de ellos se encuentra en espacios interiores, lo cual puede tener efectos perjudiciales para la salud en lugares con una calidad del aire baja que contengan un nivel elevado de este tipo de sustancias. Respirar pequeñas dosis de COV durante periodos de tiempo prolongados puede provocar irritación e incrementar el riesgo de sufrir problemas de salud, ya que algunos de los compuestos son cancerígenos.

La necesidad de reducir su presencia en espacios interiores ha ido ganando importancia debido a que las casas se construyen con sistemas cada vez más herméticos para ahorrar energía. Por esta razón, se han establecido ciertos requisitos sobre el uso de componentes químicos en entornos cerrados. Puesto que la Unión Europea aún no ha presentado un reglamento general, los países están aplicando sus propias normativas para regular la concentración de COV y proteger así la salud de los usuarios. En Europa existen tres clasificaciones principales para certificar que los materiales de construcción contienen un nivel bajo de compuestos orgánicos volátiles y, por tanto, resultan menos perjudiciales para los clientes.

1. La clasificación Emicode

Clasificación emicode

EMICODE® es la marca registrada de un sistema diseñado para clasificar los productos empleados en la instalación de suelos, y a los productos de construcción como paneles aislantes, los adhesivos y los sellantes, en tres categorías diferentes. Estas categorías se basan en límites de emisiones de COV y se dividen en EC2, EC1 y EC1 plus. La clasificación más alta, producto que tiene menos compuestos orgánicos volátiles, es la EC1 plus. La etiqueta Emicode es muy conocida y cuenta con una gran aceptación en toda Europa.

2. Etiqueta francesa sobre COV

Etiqueta francesa sobre COV

Los productos comercializados en Francia que estén relacionados con la construcción y la decoración de espacios interiores deben incorporar una etiqueta de clasificación de basada en ensayos de emisiones de COV, tal y como establece el Decreto n.º 2011-321.

Dicho decreto enumera cuatro categorías diferentes de emisiones: C, B, A y A+. La clasificación más alta, producto que tiene menos compuestos orgánicos volátiles, es la A+.

3. Punto verde

Etiqueta punto verde reciclaje

El símbolo del Punto Verde tiene que ir incorporado en el envase doméstico. El “Punto Verde” indica que el fabricante ha pagado para que el residuo del envase de ese producto se gestione correctamente y no contamine. También indica que este envase puede depositarse en el contenedor amarillo.

Krimelte|Wolf Group ofrecen toda una selección de productos previamente testados y certificados por las tres clasificaciones antes mencionadas.